GFL-1000

Eagle Eye

El localizador de fallas a tierra Eagle Eye GFL-1000 es un instrumento esencial para identificar una conexión a tierra defectuosa donde los cables eléctricos tienen roturas y pérdidas a tierra. La unidad identifica la tierra accidental inyectando una señal de baja frecuencia en la polaridad defectuosa. Siguiendo la señal usando las pinzas amperimétricas y el receptor portátil, se puede encontrar la ubicación física de la falla a tierra. La medición de sistemas de CC en línea es posible ya que la corriente de salida del GFL-1000 es muy baja, pero el voltaje de salida puede ser de hasta 1000 V.

El cumplimiento con NERC PRC005-6 requiere que la batería y el sistema de alimentación de CC se inspeccionen cada cuatro meses para detectar conexiones a tierra involuntarias. Si existe una falla a tierra, el GFL-1000 es la herramienta mediante la cual se puede localizar esa falla sin necesidad de desenergizar el circuito vivo.

Especificaciones Técnicas: